viernes, 27 de marzo de 2020

Los policías locales de Cataluña amenazan a Buch con ponerse a las órdenes de Marlaska

Los policías locales de Cataluña viven uno de los peores momentos de la historia. Oficialmente, conforman el 40% de las fuerzas policiales en esta comunidad, ya que son 11.000 agentes divididos en 216 cuerpos de Policía Local. 
Foto: Foto: EFE.

A modo de comparativa, los Mossos d’Esquadra rondan los 17.000 agentes. Pero mientras que a la policía autonómica llegan órdenes o equipos de protección individual, aunque sea con cuentagotas, a los policías locales no les llega “absolutamente nada”.
La Federación de Profesionales de la Seguridad Pública de Cataluña (Fepol) emitió este jueves un comunicado denunciando el abandono institucional “y la pésima gestión de la crisis sanitaria por parte de la Subdirección General de Coordinación de la Policía de Cataluña”. Esta organización, que agrupa a sindicatos de escala básica y a jefes y mandos de la Policía Local, denuncia también la falta generalizada de material sanitario urgente. Y llega a decir que la subdirección general de la que dependen “no solo ha demostrado ser una especie de ‘organismo fantasma’ que no aporta nada en términos de gestión de crisis, sino al contrario, constituye un factor de confusión y desinformación en estos momentos en que la coordinación es un factor vital para hacer frente con garantías a esta grave situación”.
Si el Govern no cumple con sus obligaciones y escucha a los policías locales, "nos pondremos directamente a las órdenes del ministro del Interior"
La situación ha llegado a ser de tal calibre que la propia Fepol se dirigió esta semana al ministro de SanidadSalvador Illa, para pedirle kits de protección individual debido a que la Generalitat no los había repartido. El material demandado es, especialmente, mascarillas, guantes y test de detección del virus. “La subdirección general de la que dependemos no nos ha dicho nada. Ni siquiera sabemos lo que recomienda la Subdirección de Riesgos y Salud Laboral, porque ignoramos si hay algún mecanismo de coordinación con ella. Por ello, el 100% de los jefes de las policías locales pide la cabeza de la subdirectora general, Marta Pons”, explican a El Confidencial fuentes de las policías locales.
Estas fuentes señalan también que este viernes se comunicará al consejero de Interior, Miquel Buch, que si no se atienden sus reivindicaciones y si el Govern no cumple con sus obligaciones y escucha a los policías locales, “nos pondremos directamente a las órdenes del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya que en estos momentos hay un decreto que nos permite dirigirnos a Madrid”.
Las fuentes consultadas por este diario explican que “esto es lo más parecido a un motín, pero estamos muy preocupados por la situación y por nuestra seguridad personal, ya que estamos directamente expuestos al contagio y no se nos hace ningún caso”.

La orden de Murcia

Aunque parezca mentira, uno de los correos enviados por la subdirectora general de la Generalitat es sobre las medidas a tomar sobre el coronavirus, un documento con varias hojas en el que se explica cómo y quién puede desplazarse y qué establecimientos pueden abrir, que lleva el logotipo de la comandancia de la Guardia Civil de la Compañía de Torre Pacheco, de Murcia. “Es demencial, pero resulta que la única directriz que nos da la responsable de la Generalitat es el reenvío de un correo del comandante de Torrrepacheco. ¡Aquí no se habla con los agentes o con sus representantes, no se monta un Cecor, pero se envía un correo de un comandante de puesto de otra comunidad! Ver para creer”, explican a este diario fuentes que recibieron la misiva.

Al margen, hay otro asunto que ha terminado por encrespar los ánimos de los policías locales: un correo de la subdirectora general les advertía de que se abstuviesen de utilizar a estudiantes del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC), el organismo oficial que forma a los agentes. Estos estudiantes, para poder entrar ahí, tuvieron que pasar antes seis años como interinos sin armas, practicando incluso detenciones con la Policía Local de diferentes localidades. Sin esa experiencia, no podrían entrar en el ISPC.
En este sentido, un correo electrónico del comisario Joan Figuera, jefe de la escuela de Policía, distribuido a todos los jefes de puesto de la Policía Local de Cataluña el 24 de marzo, detallaba el plan docente de formación en línea que se aplicaba a los alumnos del ISPC, pero pedía que si son llamados para reforzar operativos, esas tareas no interfiriesen en los cursos ‘online’ que la Generalitat imparte estos días. Todo para poder terminar el curso en el mes de julio, como estaba previsto. El documento con el plan docente terminaba señalando: “Teniendo en cuenta que a excepción de los aspirantes a policía, que ya son interinos, el resto en ningún caso puede ejercer de policía”.
Desde Fepol, se subraya que esta situación les "aboca no solo a una falta de personal absurda, sino incluso al ridículo institucional"
“¿Cómo es posible que nos prohíba pedir a los chavales que nos sirvan de refuerzo si ya han estado haciendo calle seis o siete años? En el sector sanitario se está pidiendo a los estudiantes de quinto de Medicina que acudan a los hospitales a ayudar sin tener el título o se llama a los jubilados y no pasa nada. Pero aquí nos encontramos con la negativa de la subdirectora, que dice que no se nos ocurra llamarlos porque todavía no son policías. ¿Cómo es posible que no tenga en cuenta la situación de emergencia en que nos encontramos, máxime cuando ya han superado la primera fase y están a punto de ser policías? Además, siempre irán acompañados por agentes experimentados”, se quejan desde las policías locales. Desde Fepol, se subraya que esta situación les "aboca no solo a una falta de personal absurda, sino incluso al ridículo institucional".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias