lunes, 23 de marzo de 2020

Radiografía de la España insolidaria: actos religiosos, fiestas y escupir el virus a los agentes

Una eucaristía evangélica con decenas de personas en el corazón del barrio de las 3.000 viviendas de Sevilla, una fiesta en un hotel de la localidad madrileña de Leganés, una orgía en Barcelona y bares abiertos pese a la prohibición. 






También runners o personas mayores que hacen caso omiso a las indicaciones policiales o que incluso escupen a los agentes para contagiarles de coronavirus. Son algunos de los ejemplos de la España insolidaria que no atiende a las restricciones de movilidad establecidas en el decreto de alarma y que ya han provocado más de 400 arrestos y decenas de miles de actas de propuesta de multa.   

Las denuncias han ido a más. La semana pasada se registró una tendencia al alza que llevó al Gobierno a endurecer el discurso. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, compareció en varios medios de comunicación y en rueda de prensa en La Moncloa para señalar que los primeros días la policía hacía esfuerzos por advertir antes que multar, pero esa especie de moratoria se ha acabado. La misma idea de “tolerancia cero” trasladó el director adjunto operativo de la Policía Nacional.    
En las labores de detectar posibles incumplimientos de las medidas de confinamiento están adquiriendo un papel clave los helicópteros de la Policía Nacional. Uno de ellos detectó la celebración del culto religioso en el barrio sevillano de las 3.000 y hasta ese lugar se dirigieron agentes del Cuerpo, que levantaron varias actas de propuesta de sanción para varios de los presentes. Ya hace semanas otros oficios religiosos provocaron contagios en el inicio de la expansión de la epidemia en España.

Fiesta y drogas en Leganés

También otro helicóptero de la Policía captó una reunión de varias personas en Valencia. Días antes abortaron una fiesta en una casa particular en la misma ciudad. Agentes de la Policía Nacional se personaron también en la madrugada del jueves en la fiesta del hotel de Leganés. Elevaron acta de sanción de cuatro personas, una de ellas el propietario de las instalaciones. Los policías encontraron restos de comida caliente, vasos con bebida y se incautaron más de 20 gramos de cocaína y hallaron numerosos restos de consumo de este estupefaciente por todo el recinto. Fueron avisados por la llamada de un vecino.
Los Mossos d'Esquadra detuvieron este viernes en Barcelona a ocho personas que, pese al confinamiento, habían quedado en un piso para hacer una orgía y tenían "una gran cantidad" de droga. El arresto fue por un delito contra la salud pública. Los hechos se produjeron sobre las 10.30 horas del viernes, cuando fueron alertados por teléfono de una posible orgía y acudieron al piso, en el marco del cumplimiento del estado de alarma. 
Descobrim que s’estava fent una orgia en un pis de Barcelona, localitzem una gran quantitat de droga en una de les habitacions i detenim 8 persones per salut pública
1.466 personas están hablando de esto
Otro caso es el de los detenidos que escupen a agentes de las fuerzas de seguridad. Se han registrado al menos tres en los últimos días. Se da la circunstancia de que dos de ellos dieron positivo en el test de coronavirus. Uno de estos incidentes tuvo lugar el viernes en la localidad zaragozana de Cuartel de Huerva. Una mujer fue arrestada por guardias civiles acusada de violencia doméstica. Cuando los funcionarios fueron a detenerla, respondió lanzando varios esputos. También a otros agentes en el cuartel del barrio de Casetas. Estaba contagiada por el Covid-19 y las autoridades sanitarias procedieron a aplicar todos los protocolos establecidos.
El martes en Dos Hermanas (Sevilla), agentes de la Policía Nacional detuvieron a una joven de 18 años, por escupir presuntamente a uno de ellos cuando intentaba identificarla a ella y al joven que la acompañaba. Lo mismo sucedió en Segovia el pasado lunes con agentes de la Policía Local que acudieron a identificar a un grupo de personas que estaban bebiendo en calle. Uno de ellos escupió a los policías y resultó estar contagiado por coronavirus.
Algo parecido pidió para los miembros de la Fuerzas Armadas en Cataluña el concejal de la CUP en Vic (Barcelona) Joan Coma i Roura. En su cuenta de Twitter pidió toser en la cara a los militares: "Si vemos al ejército abracémosles fuerte, tosiéndoles en la cara. Igual así se van de aquí y no vuelven más". Hay ya 157 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil contagiados. El teniente coronel jefe del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, Jesús Gayoso Rey, se encuentra ingresado en la UCI por contagio de coronavirus, según han confirmado a Vozpópuli fuentes del Instituto Armado. El mando se encuentra estable, según las mismas fuentes.

Personas mayores

El viernes, poco antes de la hora de la comida, un matrimonio de personas mayores bajó a un supermercado de barrio en el centro de Madrid. Los dos a la vez, algo que no se puede. Eran tan mayores que parecían ayudarse el uno al otro al caminar por lo que tampoco guardaban la distancia de seguridad. La escena, tan normal o incluso entrañable en cualquier otro momento, llamaba la atención en el supermercado del que salía una fila hasta la calle. Al menos cinco personas -alguno con mascarilla- esperaban su turno y respetaban hasta dos metros de separación entre uno y otro.
Los responsables del supermercado avisaron al matrimonio de que no pueden bajar los dos juntos. Se lo advirtieron varias veces, pero el matrimonio no hizo caso. Una pareja de policías nacionales llegó al lugar y procedió a advertir a los ancianos, que se resistían a atender las indicaciones por lo que acabaron propuestos para sanción. La situación quizá habría tenido otro desenlace el primer día, pero las fuerzas de seguridad han pasado de la advertencia a sancionar a quienes no cumplen la normativa.
Las personas más mayores están siendo objeto de mucha de estas sanciones. En Galicia, una de las comunidades con menos arrestos, un varón de avanzada también fue propuesto para sanción porque se negaba a abandonar el lugar en el que había decidido sentarse un rato a disfrutar del sol, según las fuentes policiales consultadas. Los runners son también un colectivo que está recibiendo buena parte de las sanciones. 

Goteo en las Policías Locales

Si Italia es el espejo en el que se viene mirando España desde el inicio de esta crisis, en ese país han superado la barrera de las 5.000 multas. La picaresca a la hora de buscar resquicios al confinamiento ha llevado al Gobierno transalpino a estudiar endurecer las medidas, según reportan los medios locales. Solo en la Comunidad de Madrid, las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han identificado a casi 16.000 personas, han propuesto más de 5.000 sanciones, han interceptado a 1.700 vehículos sin autorización para circular y han detenido a 70 personas, según los datos hechos públicos el pasado viernes.  
Las policías locales también están haciendo su trabajo. Los datos actualizados el jueves arrojaban que en Barakaldo (Vizcaya) han impuesto al menos 159 sanciones y dos detenciones, en Coslada (Madrid) iban por 60 sanciones y otros dos arrestos, en La Solana (Ciudad Real) otras 12 sanciones, en Rincón de la Victoria (Málaga), 40 multas, la Policía Municipal de Cartagena procedió a elevar 165 actas de propuesta de sanción, en Girona hasta 173 solo entre el miércoles y el jueves, la policía local de Móstoles levantó 74 sanciones en solo 24 horas, incluyendo a varios menos que se juntaron para fumar porros, en Leganés iban el jueves ya por 110 sanciones… 
En Navarra, la Policía Foral ha pasado a depender del Ministerio del Interior como el resto de las fuerzas autonómicas. Este viernes daba cuenta de hasta 57 denunciados, entre ellas cinco personas que estaban haciendo una barbacoa cerca de Pamplona. En sus redes sociales ofrecía un mapa en el que señalaba los lugares en los que ha tenido que intervenir. Por su parte, en Pamplona, la Policía Municipal había elevado otras 130 propuestas de sanción a mediados de semana. El goteo es constante y se reparte por toda España y ha hecho que se enciendan las alarmas.

Posibilidad de recurrir las multas

Estas propuestas de sanción se elevan a las diferentes Delegaciones de Gobierno que, tras estudiar cada caso, deciden la multa a imponer si lo consideran procedente. Contra esa decisión, los multados pueden recurrir primero ante la propia administración y en última instancia ante un Juzgado de lo Contencioso Administrativo. La inmensa mayoría de las sanciones, tal y como establece el decreto del estado de alarma, se basan en la Ley de Seguridad Ciudadana (tachada en su día por el PSOE como Ley Mordaza).
En concreto a su artículo 36.6 que hace referencia a la desobediencia a las fuerzas de seguridad. Se considera una falta grave castigada con multas que van desde los 601 euros hasta los 30.000. En su caso, los detenidos lo son por ir más allá en su negativa a atender las indicaciones de los cuerpos policiales. El Código Penal castiga con penas de cárcel este tipo de actitudes de resistencia grave ante la autoridad.
El Gobierno teme una relajación en la sociedad, sobre todo teniendo en cuenta que se espera que el confinamiento no se levante en los próximos días. Más bien al contrario, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, fue el primero en decir abiertamente que el estado de alarma se prolongará más de los 15 días fijados inicialmente. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que se ha erigido en el portavoz de la administración en esta crisis, se ha encargado de repetir casi en cada rueda de prensa la petición de “mantener la tensión” de los primeros días

Fin de semana clave

Las fuentes consultadas consideraban clave este fin de semana ante el temor de que la gente aprovechase para desplazarse a sus segundas residencias a pasar los días de descanso. Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil estableció controles en las carreteras de salida de las grandes ciudades para evitar estos desplazamientos. 
En concreto, la Guardia Civil realizó decenas de miles de controles de carretera con el fin de vigilar el cumplimiento de las restricciones de circulación impuestas. Los Mossos d'Esquadra, que atesoran las competencias en materia de control del tráfico en Cataluña, también comenzaron el viernes a desplegar en coordinación con los cuerpos locales controles policiales específicos en las principales carreteras y autopistas.

Durante su rueda de prensa del viernes por la tarde, el ministro Grande Marlaska se felicitó por que a esa hora el uso de carreteras había descendido un 65 por ciento respecto a mismo viernes del año pasado. No obstante, la DGT  alertaba casi en el mismo momento de densidad de tráfico a la salida de Madrid, Barcelona y Vizcaya, pese a las restricciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias