lunes, 6 de abril de 2020

AUGC denuncia “discriminación” a favor de los policías nacionales

La Asociación Unificada de Guadias Civiles (AUGC) ha elaborado un informe para poner de manifiesto los motivos que, a su juicio, mantienen en una "permanente discriminación" a los guardias civiles respecto a los policías nacionales. Una discriminación que, dicen, también se extiende a la limitación de derechos de los representantes de los trabajadores de uno y otro cuerpo.

Guardias civiles dicen verse perjudicados.



Ante la entrada en vigor del RDL 463/2020 donde se declaraba el estado de alarma, denuncian desde AUGC, se han sucedido distintas ordenes de servicio "que afectan a las condiciones sociolaborales de los cuerpos de seguridad estatales", como es el caso de las vacaciones, de los permisos y de la jornada laboral de policías y guardias civiles, que han sufrido "alteraciones con diferentes consecuencias". "Y como suele ocurrir, son los guardias civiles lo más perjudicados y los que más dificultades están teniendo para conciliar y proteger su salud", denuncian desde la asociación.

El Ministerio del Interior en orden comunicada, emitida el 14 de marzo, dirigida a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, deja en manos de las Direcciones Generales de Policía y Guardia Civil las medidas organizativas internas y la protección de la salud de policías y guardias civiles. "A partir de ese momento llegarían mejoras para unos, y discriminaciones para otros", remarcan

Y es que, como señalan desde AUGC, las condiciones laborales en la Dirección General de la Policía recogen que la que las vacaciones y permisos de su personal quedaban supeditadas a las necesidades de los dispositivos de cada plantilla, "pero sin suspenderlos de forma general". "En lo concerniente a la jornada laboral, desde la Dirección General de la Policías se emitió instrucción al respecto el pasado 20 de marzo en el que los turnos de servicio pasaban del seis jornadas-cuatro descansos al de seis jornadas-seis descansos en aras de garantizar la salud y seguridad de los policías. Igualmente se trasladaba la decisión de “suspender” los permisos de Semana Santa, por lo que serán disfrutados una vez finalice el acutal estado de alarma", explican desde la asociación.

Por su parte, en la Guardia Civil, desde el Mando de Operaciones, denuncian, se emitió una orden de servicio en la que se suspendían las vacaciones y permisos (salvo el de lactancia). "Esto deja claro que la suspensión no tendría que suponer necesariamente la prestación de servicio, pudiéndose establecerse reservas de personal y ampliando la posibilidad de rebasar las horas de trabajo mensual en casos justificados", remarcan.

"Sin una necesidad objetiva"
Posteriormente, desde el Estado Mayor de la Guardia Civil se recomienda el disfrute de determinados descansos compensatorios en aras de dosificar al personal y proteger su salud. Estas instrucciones, aunque bien intencionadas, han tenido una interpretación desigual y restrictiva por los respectivos mandos de las unidades. Pero, explican los agentes, en la práctica, mayoritariamente la suspensión de los permisos ha supuesto: "El nombramiento inmediato de servicio; la supresión de todos los descansos compensatorios recogidos en nuestra normativa y, en algunos casos, hasta los descansos semanales. Tampoco hay noticias sobre los permisos de Semana Santa. Y La tónica general en las unidades ha sido el nombramiento masivo de servicios sin una necesidad real y objetiva, una decisión que afecta al potencial de servicio y va en contra de los criterios de expertos sanitarios y epidemiólogos, y por tanto a la salud de los guardias civiles", remarcan.

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles han entregado el informe por el que solicitan que la Dirección General de instrucciones más concretas y fiscalice su cumplimiento, en la línea de protección de la salud de los guardias civiles y de preservación del personal ante situaciones futuras de mayor demanda de personal.

"Esta permanente discriminación que padecemos los guardias civiles respecto a los policías nacionales también se extiende, y tiene buena parte de su origen en ello, a la limitación de derechos de los representantes de los trabajadores de uno y otro cuerpo. Así, mientras que los policías cuentan con sindicatos, los guardias civiles ven limitado su margen de maniobra al contar únicamente con la figura de las asociaciones profesionales, entidades con un potencial muy recortado", concluyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias