domingo, 26 de abril de 2020

Colau se compra un coche oficial de alta gama y su concejal de Ecología pide evitar reactivar la industria automovilística

La política está llena de contradicciones. Pero unas son más contradictorias que otras. 



Es lo que ha sucedido estos días en el Ayuntamiento de Barcelona, gobernado por Ada Colau, quien no ha tenido problema en estrenar en estas jornadas de pandemia, muertos, contagios y crisis económica coche oficial. En concreto, la alcaldesa se desplazará a partir de ahora por la ciudad a bordo de un Peugot 3008 Hybrid4, por el que los barceloneses pagarán 47.000 euros.
El nuevo coche de la alcaldesa Colau.© Proporcionado por Vozpópuli El nuevo coche de la alcaldesa Colau.
Desde el Ayuntamiento se ha explicado este viernes que la compra del vehículo forma parte del proyecto de renovación de todo el parque móvil del Consistorio y que la adquisición se ha llevado a cabo a través de un sistema de renting. Algo que, según ha explicado el teniente de alcalde Albert Batlle, obedece a un plan "contra la obsolescencia" de la flota actual. El concejal ha añadido que la compra de este coche se debe, además, a la necesidad de "adaptar a la normativa vigente" en materia contaminante los vehículos municipales.
La compra del vehículo para la alcaldesa Colau ha sido recibida con fuertes críticas. Sobre todo, en redes sociales como Twitter, donde muchos han recordado el pasado de la primera edil vinculado, por ejemplo, a los desahuciados por la crisis de 2007.

Sin industria

Sorprendentemente, también estos días, la concejal de Ecología del mismo Ayuntamiento, Janet Sanz, número 2 de la alcaldesa, ha planteado la posibilidad de que, aprovechando la crisis del COVID-19, no "se reactive" la industria del automóvil. "Es ahora o nunca", ha dicho Sanz en un debate sobre movilidad y bicicletas urbanas, "hay que evitar que todo eso se reactive, por lo que necesitamos un plan estatal para que esa industria y esos trabajadores se puedan trasladar a sectores más limpios". 
La industria del automóvil ha estado presente en Barcelona desde 1895, cuando Emilio de la Cuadra creó la Compañía General de Coches Automóviles Emilio de la Cuadra Sociedad en Comandita, ubicada en la calle Diputación. Fue, además, en Barcelona, donde se fabricó, en 1889, el primer coche de España, obra del empresario Francesc Bonet. La ciudad, por otro lado, alojó entre 1950 y 1985 las instalaciones de la Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT), que dio vida a la industria automovilística en todo el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias