lunes, 6 de abril de 2020

Hay 100 guardias civiles hospitalizados y solo piensan en volver al trabajo

Lleva dos meses en el cargo, pasa trabajando 24 horas a 600 kilómetros de su marido y sus tres hijos. Lo peor, dice, ha sido perder a cinco hombres

-¿Cómo es su vida desde que se decretó el Estado de Alarma?

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, pasando revista el pasado 24 de febrero durante el acto con motivo de la toma de posesión del coronel Antonio Rodríguez-Medel, como nuevo jefe de la Comandancia de Málaga.
Cruz Morcillo

-En el plano profesional con trabajo las 24 horas. Con mucha tensión, a pesar de que puedan parecer los días iguales y las medidas iguales analizamos qué esta ocurriendo y planeamos lo que pueda pasar para estar preparados.
La tónica general son las videoconferencias y si nos reunimos mantenemos las distancias. Y en el plano personal, estoy lejos de mi familia. Me cogió en Madrid y yo la tengo en Málaga, así que como mucha gente vivo con esa añoranza, pero como hay tanto trabajo el tiempo pasa rápido.
-¿Cómo describe la labor que está realizando la Guardia Civil, sobre todo en su aspecto asistencial?
-Ese es el aspecto que mejor define a la Guardia Civil, su carácter benemérito y se está haciendo con especial mimo. Siempre ha estado muy pegada y unida a la gente y por eso tiene esa especial sensibilidad para tratar a las personas que viven solas o están desvalidas. Estamos muy cerca de los problemas de la gente.
La Guardia Civil está presente en más de 6.500 pueblos; estamos atendiendo cuestiones específicas como acercar medicamentos o comida a los mayores y también celebrar un cumpleaños, llevar una tarta. La variedad tiene que ver con las necesidades básicas y con lo emocional, que creo que es lo que nos define.
«En la Guardia Civil lo que no existe, se inventa y lo que falta se suple; eso la hace tan grande»
-¿Hay agentes suficientes para mantener un dispositivo tan amplio en el tiempo?
-Tenemos unos 40.000 efectivos cada día dedicados al Covid-19 y al Real Decreto de alarma. Significa un sacrificio de todo el Cuerpo porque se eliminaron vacaciones y permisos y nos hemos dedicado a estar en esto. Es un esfuerzo que tira del sacrificio de la gente. Conseguimos cubrir las necesidades que se nos requieren, la vigilancia del estado de alarma y las asistenciales.
Hemos tenido bajas como toda la población, sospechas de agentes contagiados o que tienen el virus, pero lo estamos capeando bien, con muchas más personas, con unidades de reserva. Se están haciendo los test para saber quién puede estar de nuevo apto para trabajar. Nuestro potencial de servicio está asegurado, aunque es cierto que no sabemos cuánto va a durar esta situación. Hemos contemplado también escenarios que puedan ser largos para asegurarnos de que somos capaces. Y no estamos solos; están todos los demás Cuerpos. Somos muchos los que estamos dedicados a salvaguardar la seguridad y prestar todo tipo de asistencia.
-Varios de los hombres y mujeres a su cargo están contagiados y cinco agentes han fallecido. ¿Cómo lo ha vivido?
-Lo peor sin lugar a dudas. Han sido cinco mazazos: Francisco Javier, Pedro, Jose Antonio, Jesús y Manuel. Han sido momentos durísimos y muy duro también no poder compartir ese dolor con las familias como me hubiera gustado, solo llamarlas por teléfono e intentar dar consuelo.
-¿Qué le decían las familias, que también son de otra pasta? -Verdaderamente lo son, pero es la pérdida de un ser querido. Además tenemos agentes hospitalizados de los que también he intentado estar cerca llamándolos a ellos y a sus familiares. Con todos los guardias hospitalizados que he hablado, yo creo que ya con casi todos (más de 110 desde el principio), es curioso porque aunque estén fatigados o con problemas serios me dicen que están deseando volver a trabajar. Nadie te dice me recupero y me voy a casa, y eso desde la cama de un hospital.
«Nuestro potencial de servicio está asegurado; hemos previsto escenarios largos para prepararnos»
-¿Se han incorporado ya al despliegue los alumnos de las academias?
-No se han incorporado. El potencial de servicio está garantizado, como he dicho. Hemos contemplado varias hipótesis de trabajo por si necesitáramos más efectivos; una es esa, pero hay otras. Trabajamos con las hipótesis reales, las posibles y las imposibles. No podemos fallar. Y no fallaremos
-¿De qué servicios se siente especialmente orgullosa?
-De los prestados a los colectivos vulnerables, de atender a las personas mayores. Desde el primer día se han dado instrucciones de visitar las residencias, unas 2.000 en toda España y la primera batida se hizo en un día, un tiempo récord. Y después del seguimiento a las mujeres víctimas de violencia de género, del control de llamadas, contravigilancias... Es fundamental porque casi no tienen conexión con el exterior y para pedir ayuda lo tienen más difícil; por eso nos hemos esmerado.
-¿Cuál ha sido el momento más duro de esta crisis?
-Las cuatro muertes, sin duda, y la pena y preocupación por los agentes que están enfermos. La tranquilidad viene de saber que tenemos un Cuerpo con estupendos hombres y mujeres que lo están dando todo y que tienen una capacidad inmediata de adaptarse a la situación. Yo ya lo comprobé en Totalán. Y ahora igual. Lo que no existe, lo inventan. Eso te da fortaleza. Se adaptan, son generosos, están todos a una y eso es muy bonito.
-¿Qué le ha sorprendido más de la Guardia Civil?
-La adaptación inmediata. Como digo, lo que no existe se inventa y lo que falta también se suple. La respuesta está siempre ahí. Ante cualquier situación nueva hay siempre una respuesta. Si no la tienen, la fabrican, eso hace tan grande a la Guardia Civil y creo que el resto de Cuerpos son iguales.
-¿Qué mensaje manda a los españoles en este momento tan crítico?
-Un mensaje doble: el Gobierno está tomando las decisiones correctas y las necesarias, por muy duras que sean, y tiene a todos sus Cuerpos preparados para trabajar en este escenario tan complicado. Y por otro, que esto es una tarea de todos que lo conseguiremos unidos. Hay que ser conscientes de que esto no es la tarea solo del Gobierno y de los policías y los sanitarios. Hay que seguir siendo responsables. Más que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias