martes, 7 de abril de 2020

La Guardia Civil despide a 'Leona', una héroe de 4 patas

Trabajó hasta el último día sin descanso en operativos como el llevado a cabo la semana pasada en la comarca del Salnés contra el tráfico de droga, una dedicación y lealtad que todos los integrantes de la Unidad Cinológica de la Guardia Civil de Vigo resalta de “Leona”, uno de sus perros especializados en la búsqueda de droga y que fallecía recientemente tras una larga enfermedad. 
"Leona" intervino en la operación antidroga de la semana pasada.

Las redes sociales de la Benemérita en la provincia de Pontevedra recogían la noticia y hacían un pequeño homenaje a un animal que muchos calificaban de “héroe de cuatro patas”. Este cruce de pastor belga llevaba ocho años en la unidad al lado de su guía, Miguel Ángel Fernández Llamas, con quien le unía un vínculo mucho más que el laboral, ya que la relación que mantienen estos animales con sus guías es personal y muy estrecho “que es la única forma de que se obtengan los mejores resultados”. 
En la actualidad, de los seis perros con los que cuenta el Servicio Cinológico en Vigo, en el aeropuerto de Peinador, cuatro son de drogas y dos de explosivos,estando a cargo de cinco agentes guías. Además, otros dos ejemplares se encuentran en las instalaciones del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), con base en Pontevedra. En este caso la misión de estos perros es intervenir en entrada y registro y cargas policiales. La especialidad de cada uno de ellos“depende del entrenamiento que reciben desde pequeños. Por lo general los solemos elegir por su buen carácter, que les guste jugar y sean cariñosos”,explica el responsable del servicio durante el reportaje que este periódico publicó sobre este servicio el año pasado. 
La mayoría de los seis perros que tienen su base en Peinador son de razas labrador y pastores alemanes o belgas,aunque también se han sumado otros que “consideramos que tenían buenas características para este trabajo. Lo importante es el carácter del perro más que la raza”.Los animales son adiestrados primero en la Escuela de Adiestramiento de Perros Policía de la Guardia Civil, donde también recibe formación el guía. A partir de ese momento, ambos trabajarán juntos en perfecta coordinación. Una sintonía que llega a permitir que el guardia reconozca cuándo el animal está cerca de su presa sólo leyendo el movimiento del rabo y la postura del cuerpo. La posibilidad de error en estos casos es casi nula. n

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias