miércoles, 29 de abril de 2020

Los guardias civiles podrán gastar el permiso por fallecimiento de familiar hasta Navidad

La Dirección General aprueba una resolución para que los agentes que pierdan allegados durante el estado de alarma puedan celebrar más adelante un funeral religioso o una ceremonia civil

María Gámez, directora general de la Guardia Civil, y Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior.



La Guardia Civil toma medidas para que sus efectivos tengan un permiso hasta final de año con el que poder despedir a sus familiares que hayan muerto por coronavirus, o por otras causas, en estas semanas de confinamiento en las que se están poniendo trabas a la asistencia a entierros.

Desde la asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC) celebran que la Dirección General ha aceptado su petición, ya que el 8 de abril le dirigieron una solicitud para que “una vez finalizado el estado de alarma y sus prórrogas, diese un permiso por fallecimiento que les permita celebrar el culto religioso o ceremonia civil, suspendido por la Orden SND/298/2020 del Ministerio de Sanidad de fecha 29 de marzo de 2020, ya que en el artículo 17 artículo 17 de la Orden General número 1, de fecha 22 de enero de 2016, por la que se regulan las vacaciones, permisos y licencias del personal de la Guardia Civil se establece que solo es posible su concesión a día de hoy, al día siguiente de producirse el hecho que los origine”.
Este martes 28 de abril, el Boletín Oficial de la Guardia Civil recoge una resolución “por la que se dictan instrucciones relacionadas con el disfrute de las vacaciones, permisos y licencias del personal de la Guardia Civil, suspendidos o afectados como consecuencia de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19”.
En esa resolución se acuerda que los guardias civiles podrán acogerse a ese permiso por fallecimiento de un familiar hasta final de este año 2020, extendiendo así el plazo habitual en este tipo de casos.
Los agentes que pierdan a un familiar durante la vigencia del estado de alarma por la epidemia de coronavirus, y no puedan asistir a entierros o funerales por ello, podrían disfrutar del permiso por fallecimiento desde que finalice el estado de alarma, hasta el inicio de los turnos de permisos por Navidad.
De esta forma, podrán acudir a funerales y otras ceremonias religiosas o civiles que se organicen una vez acaben las limitaciones actuales para asistir a este tipo de actos fúnebres.
También en otros colectivos, como los militares, se han trasladado peticiones similares a los responsables de sus ministerios competentes, para que dentro de semanas o meses puedan pedir permiso y acudir a despedir a sus seres queridos fallecidos (por coronavirus o por otras causas) durante la vigencia del estado de alarma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias