viernes, 24 de abril de 2020

Policías nacionales pagan de su bolsillo los test a un laboratorio privado por la escasez en Interior

Agentes de toda España inician los trámites por su cuenta mientras Marlaska reconoce que solo han hecho la prueba al 3% de los funcionarios.


Un agente con el rostro cubierto con una mascarilla.

Centenares de agentes de la Policía Nacional se han lanzado por su cuenta a hacerse el test del Covid-19. Ante la "escasez" de recursos que vienen denunciando desde hace semanas, muchos efectivos han contactado ya con un laboratorio privado en el que poder realizarse la prueba del coronavirus. Y lo están pagando de su propio bolsillo.
EL ESPAÑOL ha podido comprobar este extremo horas después de que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, compareciese en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados. Allí reconoció que solo se han realizado el test de diagnóstico de coronavirus a 5.000 policías nacionales, guardias civiles y trabajadores del sistema de Instituciones Penitenciarias.
Es decir, en el mejor de los casos -que no se le haya repetido la prueba a nadie- se ha realizado el test a menos del 3 % de los funcionarios. Aseguró también que en los próximos días se ampliaría el número de pruebas hasta las 30.000 para garantizar la cobertura.
Se trata, para muchos, entre ellos los grupos de la oposición, de una cifra insuficiente en cuanto que en España hay en torno a 68.000 policías y cerca de 78.500 guardias civiles. Piden que se busquen los medios necesarios para difundir las pruebas de forma masiva. 
Ante esta situación, en los últimos días distintas asociaciones de agentes se han puesto en contacto con el laboratorio privado Megalab, para consultar si efectivamente estaban realizando el test del COVID-19 a policías. Desde la empresa respondieron que al ser un colectivo de riesgo, que trabaja día tras día cara a cara con la ciudadanía, en la primera línea de batalla, les proveerían de lo necesario.
Megalab, uno de los mayores laboratorios de toda España, está suministrando a los policías que se lo solicitan dos tipos de pruebas diferentes: por un lado, pueden solicitar el llamado test rápido, que permite conocer si se tiene la enfermedad en ese momento. El precio de esta ágil prueba diagnóstica a la que están recurriendo algunos agentes asciende a los 20 euros.
La oferta del laboratorio para los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
La oferta del laboratorio para los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. E.E.
Los agentes están contactando también con laboratorios de distintos puntos de la geografía española para someterse por su cuenta a estas pruebas. Otro de ellos, según ha podido saber EL ESPAÑOL, es Anta Salud, ubicado en Madrid. Este tipo de método, sin embargo, posee una baja sensibilidad en comparación con la prueba PCR. Sin embargo también están resultando útiles a los sanitarios porque ayudan a realizar la prueba con rapidez a mucha gente. Logran liberar a los sanitarios una gran carga de trabajo.
"A raíz de que se lo hacen de forma oficial y el PCR les dio negativo, decidieron hacerse el serológico de anticuerpos por su cuenta, y ahí ya dieron positivo. La semana pasada llamé para hacerle el serológico a mi pareja y que estaban paralizados los que se hacen de forma privada", dice a EL ESPAÑOL uno de esos agentes que ha optado por hacerse el test por su cuenta en la Comunidad de Madrid.  
Los laboratorios están ofreciendo a los agentes un test serológico que analiza la presencia de anticuerpos en el organismo, y comprobar así si se ha pasado la enfermedad. El precio de este test es 45 euros. Para someterse a la prueba los agentes deberán llevar un documento en el que su médico de cabecera solicita la realización de la prueba.

Riesgo para los agentes

Las pruebas de detección del coronavirus que utilizan actualmente los laboratorios de los hospitales españoles se basan en una técnica llamada PCR, un método laborioso que requiere de equipos sofisticados, personal cualificado y hasta cuatro horas para obtener el resultado. Se empezaron a usar en las primeras semanas del estallido de la pandemia en el país.
La semana pasada, concretamente el 15 de abril, la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE) emitió un nuevo protocolo para la gestión de los casos de Covid-19 en la Policía Nacional. En él, apuntan fuentes policiales, se insistía en que, ante un contacto casual lo idóneo era realizar una vigilancia pasiva de síntomas y que "el agente se incorpore a su puesto de trabajo con total normalidad".
Para el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) "este planteamiento pone en riesgo al afectado y a sus compañeros y se enfrenta al deber de las Administraciones y entidades públicas de velar por la protección de la salud de los funcionarios".
La cosa no queda ahí. La "mala planificación" hace que algunos agentes haya tenido que recoger los test y hacérselos ellos mismos sin ser profesionales en la materia para luego llevarlos a un laboratorio donde obtener los resultados finales.

De su propio bolsillo

La situación ha llegado a tal extremo que hay agentes que se están viendo obligados a buscarse la vida, e incluso algunos de ellos trabajar sin la absoluta certeza de que no están contagiados. Algunos han llegado a pagarse de su propio bolsillo, tras ser sometidos a una primera prueba, un segundo test con el fin de disponer de un
resultado concluyente.
Las asociaciones consideran importante también que los policías acogidos al régimen de la Seguridad Social puedan acceder también a estas pruebas, como ya está ocurriendo en Comunidades Autónomas como Navarra o el Principado de Asturias.
Con todo, los agentes se han puesto ya en contacto con el laboratorio para iniciar por su cuenta la gestión de los test. Con miles de compañeros confinados en sus casas y con centenares de ellos contagiados, dicen que no tienen otra opción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias