sábado, 11 de abril de 2020

Sánchez no fue el primero en nada: Portugal confinó al país con un solo muerto y Chequia con ninguno

Portugal está gestionando la crisis sanitaria del coronavirus con mayor éxito de lo que lo está haciendo España. Según datos de la OMS, el país vecino tiene 13.141 contagios y ha contabilizado un total de 380 fallecimientos. 
coronavirus


La clave de sus buenas cifras (comparadas con España) hay que encontrarla en su rápida respuesta ante las primeras alertas de la pandemia y al estricto control de sus fronteras con las provincias españolas limítrofes. Se suma así a Grecia, República Checa, Hungría, Polonia y a otros países europeos que respondieron con mayor celeridad que España ante la amenaza.
Con una población menor (10 millones frente a 45,6), pero con una sociedad similar en cuanto a costumbres y distribución de edades, Portugal ha conseguido capear el temporal del COVID-19. La gestión de la emergencia sanitaria que ha llevado a cabo el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, será recordada como una de las más exitosas de toda la Unión Europea.
Pese a encontrarse junto a uno de los países más afectados del mundo, España, y compartir más de 1.200 kilómetros de frontera terrestre, Lisboa supo reaccionar a tiempo ante la amenaza del virus. Sus casos representan un 10% de los registrados en España. Un 0,11% de la población lusa se ha visto afectada directamente por la enfermedad, mientras que el porcentaje patrio es del 0,32%.
El primer caso en España se registró el 30 de enero y la primera muerte por coronavirus llegó el 13 de febrero. En Portugal, el primer positivo se produjo el 2 de marzo (un hombre de Oporto que había viajado a Italia), y la primera muerte el pasado 16 de marzo (un hombre de 80 años en Lisboa). En base a esos dos hitos es posible analizar la rapidez de la respuesta de ambos países.
Cierre de colegios
-En España se cerraron colegios y universidades el 11 de marzo, con 54 fallecidos y 2.277 contagios. La decisión se tomó 40 días después de que se detectase el primer caso de coronavirus en el país y 27 días después de que se registrase la primera defunción por la enfermedad. Un día antes, el 10 de marzo, se decretó la suspensión de actos masivos como partidos de fútbol o festejos populares.
-En Portugal el Gobierno de Costa decretó el cierre de colegios, bares, discotecas, cines y otros lugares de reunión pública el 13 de marzo. Ese día, según datos de la OMS, había registrados 41 contagios y ninguna muerte (llegaría tres días después). La decisión se tomó 11 días después del primer positivo.
Portugal tomó su primera medida drástica con 29 días de ventaja frente a España.
Confinamiento y cierre total
-El Gobierno español inició oficialmente el confinamiento a las doce de la noche del sábado 14 de marzo, tras una intensa jornada de discrepancias en el seno del Consejo de Ministros. A esa hora había 289 fallecidos y un total de 7.798 casos. Habían transcurrido 44 días desde el primer contagio y 31 desde la primera muerte.
-En el caso de Portugal, la decisión llegó el día 18 de marzo y fue totalmente drástica: se decretó el estado de alarma (‘estado de emergencia’, según la ley portuguesa). Ese día registraban 448 casos y una sola muerte. La medida suponía el cierre y suspensión total de la actividad no esencial, confinamiento integral de la población civil y controles estrictos en las fronteras con España. Sólo podían acceder al país los transportistas, y podían hacerlo a través de varios puntos fronterizos concretos en los que se les sometía a intensos controles de salud. El cerrojazo luso llegó 16 días después de detectar el primer caso y sólo 2 tras la primera muerte.
En este sentido, Portugal tuvo una ventaja de 28 días frente a la misma respuesta española.
Otras lecciones europeas
Otro país con circunstancias similares a las de España en cuanto a criterios demográficos y sociales es Grecia. Allí, la respuesta frente a la amenaza del coronavirus también llegó de forma anticipada a lo que lo hizo en España. Sus resultados también son constatables.
coronavirus Grecia
Tabla comparativa de las medidas contra el coronavirus en España y Grecia.
Además de Grecia también hay una larga lista de países europeos que tomaron medidas de forma acelerada nada más concretarse la primera baja por coronavirus. Es el caso de Austria, por ejemplo, que suspendió grandes eventos públicos cuando aún no había registrado ninguna muerte, cerro escuelas tres días después de la primera y confinó a toda la población a los cuatro días de ésta.
Bélgica, por su parte, tardo entre 3 y 9 días desde la primera muerte en cerrar el país por completo (incluidas las fronteras exteriores). En Hungría se redujeron los plazos a 2 días, en Polonia a 3 y en República Checa a cero: el Gobierno de Praga aplicó el cerrojazo sin haber registrado ninguna muerte hasta ese momento y hoy (según datos oficiales de la OMS) tan sólo ha lamentado el fallecimietno de 11 de sus conciudadanos por el COVID-19.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias