sábado, 30 de mayo de 2020

Un guardia civil con cinco expedientes denuncia a todos sus jefes, incluido el nuevo Mando de Operaciones

Un Juzgado militar llama a Blázquez a declarar por un delito de prevaricación. Firmó las faltas graves como general de zona


Félix Blázquez ha sido propuesto por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para nuevo Mando de Operaciones de la Guardia Civil


El cisma creado en la Guardia Civil tras el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, la dimisión del DAO y el relevo del Mando de Operaciones sigue sumando episodios. El último se dirige directamente contra el nuevo Mando de Operaciones, el hasta ahora general de división Félix Blázquez. Blázquez, que, según ha adelantado El Correo, tendrá que declarar en el Juzgado Militar Central número 1 por un presunto delito de prevaricación y otro contra la integridad moral. Junto a él han sido denunciados otros mandos intermedios y se refiere a la época en la que el general ejercía como jefe de la Zona del País Vasco.
La denuncia fue presentada por un guardia civil que estaba destinado en el puesto de Llodio. En 2015 tuvo varios conflictos con sus superiores que acabaron con la apertura de cinco expedientes disciplinarios contra él por faltas graves o muy graves. A Blázquez como general de zona le correspondía la potestad disciplinaria en caso de faltas graves, según fuentes de la Guardia Civil. «El general ni ha tratado a este agente ni le conoce ni ha sido mando suyo», explican estas fuentes pero al firmar aparece en la denuncia y le citan a declarar.
El guardia denunciante tiene, como se ha dicho, cinco expedientes. Dos fueron archivados, uno le supuso ocho meses de sanción, un cuarto ocho días y el quinto sigue abierto. «Tuvo problemas también con compañeros», señalan desde Guardia Civil. La AUGC, por su parte, considera que esas sanciones fueron dictadas a sabiendas de que eran injustas por parte de sus mandos y denuncian que le provocaron daños psicológicos al guardia.
El agente denunció los hechos ante la jurisdicción ordinaria en octubre de 2018, poco antes de que Blázquez fuera trasladado al Estrecho de Gibraltar para ejercer como Autoridad Nacional contra la Inmigración Irregular. El juzgado de Vitoria al que correspondió la denuncia se inhibió en la jurisdicción militar. Recayó en el Juzgado Togado 43 (Burgos) y después en el Juzgado Militar Central 1 mencionado. El pasado 16 de marzo, a través de providencia, los denunciados (dos comandantes, un capitán, un teniente, un cabo primero y el propio general) recibieron la notificación del tribunal. Aún no hay fecha para su declaración.
Es habitual, señalan desde la Dirección General de la Guardia Civil, que algunos agentes sancionados no estén de acuerdo y recurran a la Justicia. «El procedimiento disciplinario está muy tasado y el general no participa en ninguna investigación, sino que toma las decisiones en función de los informes de los asesores jurídicos». Estas fuentes creen que la denuncia contra el general no tiene recorrido y que se intenta darle protagonismo aprovechando el reciente nombramiento de Blázquez como Mando de Operaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias