sábado, 20 de junio de 2020

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le conocen, le auguran un futuro prometedor. Aún no se han casado.


Macarena Olona, en el Congreso de los Diputados. A su derecha, imagen de recurso de un guardia civil.

La vida de Macarena Olona (Alicante, 1979), diputada ahora celebérrima de Vox, se puede definir sobre tres ejes fundamentales: su pasión por el derecho, por Vox y por la Guardia Civil. Los dos primeros pilares, evidentes, le vienen por su actividad política y su pasado como abogada del Estado. Pero el tercero va más allá de todo el merchandising de la Benemérita, del gorrito de la Guardia Civil con el que presentó a su hijo, Diego, en sociedad; de su máscara color verde y de todas sus manifestaciones en pro de la equiparación salarial del cuerpo. Es más profundo, tiene nombre propio. Y es que, según ha podido saber EL ESPAÑOL, el padre de Diego, la pareja de Olona, es él mismo un agente de la Guardia Civil.
El novio -ya que no están casados- de la diputada de Vox es un guardia civil de trayectoria brillante dentro del cuerpo. Aunque no se le va a identificar en este reportaje por motivos de seguridad, se trata de un hombre joven que muestra un futuro prometedor en la Guardia Civil. Según se recoge en el Boletín Oficial del Estado, fue admitido en la Benemérita como militar de carrera a finales de la década pasada, casi al mismo tiempo que Macarena Olona se convertía en abogada del Estado. Tras unos años de intenso estudio en la Academia General Militar de Zaragoza, se graduó como uno de los primeros de su promoción ya con rango de oficial, y fue elogiado por el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Desde ahí, ha seguido subiendo en la escala.
Esa forma de sacar la cabeza le ha llevado a ser condecorado, algo que ahora luce con orgullo. Tras un primer divorcio, Olona ha encontrado en él a un compañero con el que ha consolidado la relación al tener a su primer hijo, Diego -según ella misma presentó en sociedad- en diciembre de 2019. Sin embargo, muchos de sus compañeros de Vox ni siquiera saben quién es este misterioso guardia civil, ya que Olona guarda con reserva muchos aspectos de su vida privada. Pero otros que sí le conocen destacan que se trata de una persona muy inteligente y respetable, cuya dedicación al cuerpo le augura un buen futuro en el mismo.
Quizás es por él que las palabras Guardia y Civil siempre rodean al entorno de Macarena Olona. Esta semana que ya se desvanece ha sido un ejemplo claro de ello. El lunes se conoció que un agente del instituto armado ha sido sancionado, entre otras cosas, por hacerse un selfie con Olona. El martes, la diputada subía a Twitter una fotografía en la que posaba con unas gafas de conmemoración del 175 aniversario de la Benemérita. El miércoles, en la sesión de control al Gobierno, desde Vox le seguían recriminando al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la destitución de Diego Pérez de los Cobos. Y el jueves, de nuevo 
seguir leyendo:-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias