miércoles, 17 de junio de 2020

Silva:Sin la Guardia Civil en el País Vasco no existiría la paz y la libertad

Madrid, 16 jun (EFE).- El escritor Lorenzo Silva está convencido de que sin la Guardia Civil, esos "forasteros" o "españoles no vascos" que lucharon contra ETA, la historia "no habría acabado como acabó" y en el País Vasco no existirían "la paz, la libertad y el ejercicio pacífico de sus derechos".


Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ha reivindicado a estos guardias civiles en la presentación de "El mal de Corcira", la décima entrega de la serie de novela negra protagonizada por sus emblemáticos personajes del instituto armado Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, que ha llegado este martes a las librerías.
Por alguna razón, según Lorenzo Silva, la ficción audiovisual y la literaria "cuando hablan del conflicto vasco prefieren quedarse solo en lo vasco como si esto fuera solo un problema vasco", ignorando sistemáticamente a aquellos "forasteros", que "pusieron" más de 200 muertos, entre ellos "sus propios hijos" como fueron los 15 menores de edad asesinados por ETA, ha recordado.
Y aunque admite que puede equivocarse, opina que "sin estos españoles no vascos, que estuvieron allí y que se sacrificaron para liberar no solo al conjunto de los españoles sino a los propios vascos de la extorsión violenta que sufrían por parte de un grupo muy organizado", en el País Vasco "no existiría la paz y la libertad y el ejercicio pacifico de los derechos".
Y frente a la exclusiva visión vasca del conflicto, Silva ha querido que su novela sea un "aldabonazo" porque "es de justicia reconocerlo".
El escritor, con dos millones de novelas vendidas, ha explicado que desde el primer libro de esta saga, publicado hace 22 años, sabía que tenía una deuda pendiente que era explicar el pasado de Rubén Bevilacqua, sus inicios como agente en la lucha contra ETA.
Y ha dicho que ha tardado tanto en escribir la porque para acercarse a la "gran historia policial" de la España contemporánea tenía que estar a la altura en cuanto al conocimiento de lo que sucedió, algo que no es fácil de adquirir, ha señalado.
Ver fotos
Hasta hace ocho o nueve años -ha recordado- los agentes no hablaban sobre temas de terrorismo y cuando, hace ocho o nueve años empezaron a contarle algún caso, consideró prematuro convertirlo en una novela.
Así llegó 2018, reuniendo conocimiento y detalles, cuando la banda terrorista se disolvió y entonces decidió que había llegado el momento.
Más de 500 páginas, en las que Lorenzo Silva contrapone una investigación actual que lleva a cabo el veterano subteniente de la Guardia Civil, -el asesinato en Formentera de un ciudadano vasco condenado en su día por colaboración con ETA- y la de treinta años atrás, con un joven Bevilacqua en el País Vasco como agente en el Servicio de Información en la lucha contra la banda terrorista.
Un subteniente que para investigar ese asesinato deberá desplazarse, junto con su equipo, a Gipuzkoa donde deberá vencer la desconfianza del entorno de la víctima y, sobre todo, lidiar con sus propios fantasmas del pasado, con lo que hizo y lo que dejó de hacer en una "guerra" entre conciudadanos, como la que veinticinco siglos atrás hubo en Corcira, hoy Corfú, ciudad griega ubicada en la costa del mar Jónico que da nombre al título de la novela.
La novela, ha explicado Silva, está "hecha de miles de detalles y los más estrafalarios son todos verdaderos", a pesar de que sea una ficción. Y para escribirla ha hablado con todo tipo de agentes de la Guardia Civil, pero también con antiguos miembros de ETA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias