sábado, 24 de junio de 2017

Cárcel para un policía que detuvo a una persona en Ibiza inventándose los hechos

Los acontecimientos ocurrieron el 29 de mayo de 2010 en el aeropuerto de Ibiza, en el que se vio implicado un ciudadano italiano

El Tribunal Supremo ha fijado en cuatro años y ocho meses de prisión la pena a un policía nacional que detuvo a dos personas, una en Ibiza y otra en Palma, inventándose los motivos y falseando las denuncias.

En una sentencia, el alto tribunal estima parcialmente el recurso del agente contra la resolución de la Audiencia de Palma que le impuso cinco años y un mes de cárcel por dos delitos de detención ilegal, uno de falsedad documental y otro de extorsión.
El Supremo rebaja la pena al no apreciar que cometiera este último delito, pero mantiene el resto de la condena.
La Audiencia declaró probado que sobre las 14.00 horas del 29 de mayo de 2010 el acusado, desempeñando sus funciones en el puesto fronterizo del aeropuerto de Ibiza, fue requerido por un ciudadano para que interviniese en un incidente que había tenido en el aparcamiento del aeropuerto con un italiano, que le había insultado y le había realizado gestos de que le iba a agredir.

"Si no te callas, te mato"

Añadió que el policía redactó la denuncia sin la presencia del denunciante y recogió que el ciudadano italiano le había dicho al denunciante: "Si no te callas te voy a matar, que soy un capo de la mafia y te cortaré el cuello".
Según la sentencia, en ningún momento el denunciante le manifestó al policía que el ciudadano italiano le hubiera amenazado con dicha frase.
Agrega que el condenado acudió con el denunciante al lugar donde se encontraba el ciudadano italiano y se dirigió a este con frases como "tú, hijo de puta, dame la documentación" y seguidamente procedió a detenerle por un supuesto delito de amenazas graves y le puso las esposas "aun cuando la situación no exigía tal medida".
La sentencia relata que ante las discrepancias de sus compañeras policías manifestó que le daba igual y que le iba a detener.
El detenido fue trasladado a dependencias policiales, donde el instructor de las diligencias le puso en libertad a las 17.45 horas por considerar que los hechos no revestían caracteres de delito.
Por otra parte, sobre las 17.00 horas del 25 de abril de 2012, cuando estaba fuera de servicio, se reunió en Palma con un hombre que había reclamado a la novia del agente la devolución de 300 euros entregados como señal para el alquiler de un piso y cuyo contrato no llegó a formalizarse.
Tan pronto llegó el hombre al lugar, el condenado inició un forcejeo, le propinó un puñetazo en la mandíbula y le retuvo en contra de su voluntad sin identificarse como agente.
Seguidamente el condenado llamó a dos compañeros de la Policía y al llegar estos les informó, "con conocimiento de su falsedad", de que el hombre había intentado apoderarse de su teléfono móvil empleando violencia y les pidió que le trasladaran a dependencias policiales.
Una vez en las dependencias policiales el condenado se entrevistó con el detenido y le instó a que le entregara el recibo en el que constaba la entrega de los 300 euros a su novia si no quería quedarse encerrado ni tener problemas tanto él como su familia con la tarjeta de residencia en territorio español y sobre las 18.20 horas le puso en libertad.
http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2017/06/24/carcel-policia-detuvo-persona-ibiza/924656.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias