lunes, 14 de agosto de 2017

Suspendido un guardia civil por arbitrar partidos de fútbol estando de baja

El agente estará privado un año de empleo y sueldo ya que había alegado unos problemas cardiacos que le impedían hacer ejercicio

Guardia Civil



Ángeles Vázquez / Madrid


La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado la resolución del ministro de Defensa, de 2 de junio del 2016, que suspendió de empleo por un año a un guardia civil que fue árbitro de la Real Federación Española de Fútbol de Madrid sin autorización para ello estando de baja para el servicio como agente por sus problemas cardiacos.
La sanción fue impuesta por la comisión de una falta muy grave de "desarrollar cualquier actividad que vulnere las normas sobre incompatibilidades", prevista en el artículo 7.18 de la Ley Orgánica del régimen disciplinario de la Guardia Civil. El ministro de Defensa la rebajó de los dos años que impuso inicialmente el director general de la Guardia Civil, a un año, al considerar esta última más proporcionada puesto que la actividad podía haber sido autorizada si el guardia lo hubiese solicitado.

Rechazado el recurso del guardia civil

El Supremo rechaza el recurso del guardia civil, Manuel P.C., y ratifica la decisión de Defensa, al valorar el "carácter contundente, categórico y firme, sin contradicciones o incongruencias esenciales", de las pruebas, que llevan a concluir, en esencia, "que desde el día 9 de enero de 2013, el guardia civil ahora recurrente vino actuando y ejerciendo como árbitro de la Real Federación Española de Fútbol de Madrid, perteneciendo al estamento de árbitros del citado organismo federativo, no obstante no disponer de la preceptiva autorización para el ejercicio de la señalada actividad y que en determinadas fechas del año 2015 coincidentes con el ejercicio de su actividad como árbitro -en concreto entre los días 27 de enero y 6 de febrero, 20 al 26 de febrero, 3 y 4 y 20 al 24 de abril, y desde el día 30 de abril en adelante- se encontraba de baja médica para el servicio".

Las pruebas

La Sala insiste en que el contenido objetivo de los medios probatorios que la autoridad sancionadora ha tenido a su disposición "resulta de indubitable carácter incriminatorio o inculpatorio para el hoy recurrente, sin que la prueba de descargo -que el recurrente no ha aportado, habiéndose limitado a acogerse a su derecho constitucional a no declarar- permita concluir en sentido contrario".
Las pruebas constataban que el guardia recurrente, "sin autorización alguna para ello, desempeñaba actividades laborales arbitrando partidos de fútbol en el ámbito de la Real Federación Española de Fútbol de Madrid, a pesar de las limitaciones que le habían sido fijadas y hallándose, en algunas ocasiones, de baja médica para el servicio".

Sin ejercicio físico intenso

La sentencia se remite al informe pericial emitido por la Unidad de Reconocimiento (servicio de cardiología) del Hospital Central de la Defensa el 25 de mayo del 2015, que destacaba que el guardia tenía una patología (síncopes neuromediados) que le recomendaba evitar la bipedestación prolongada, el ejercicio físico intenso y la conducción de vehículos, reconociéndole una limitación global en la actividad de un 10%.
"Por lo tanto, la realización de la actividad de árbitro de fútbol, que implica necesariamente el realizar ejercicio físico intenso y bipedestación prolongada, no se considera que cumple las limitaciones arriba descritas", concluyó al respecto otro dictamen médico realizado por la Guardia Civil en el marco del expediente disciplinario.
http://www.elperiodico.com/es/deportes/20170814/suspendido-un-guardia-civil-por-arbitrar-partidos-de-futbol-estando-de-baja-6223663

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias