lunes, 1 de abril de 2019

Los servicios jurídicos de AUGC consiguen que un hombre que agredió a un guardia civil tenga que indemnizarle con 3.000 euros.

Los hechos sucedieron en la ciudad alicantina de Torrevieja, cuando unos agentes solicitaron a un individuo que se identificase y éste reaccionó de forma agresiva.

Los servicios jurídicos de AUGC han vuelto a obtener una sentencia favorable para uno de sus afiliados.


Siguen llegando buenas noticias para los guardias civiles desde los tribunales. Y es que el trabajo de los servicios jurídicos de AUGC garantiza la defensa de los derechos de los trabajadores del Cuerpo. En este caso las buenas noticias llegan desde la sede de la organización en Alicante, que han obtenido un fallo favorable al recurso presentado en representación de un afiliado que había sufrido lesiones al solicitar a un ciudadano que se identificara.
Los hechos se remontan a la noche del 30 de marzo de 2015, cuando un hombre se encontraba golpeando la puerta de una vivienda en la ciudad de Torrevieja. Cuando acudieron los agentes de la Guardia Civil requirieron al acusado para que se identificara, comenzando éste a increparles e insultarles, mostrándose cada vez más alterado hasta que en un momento dado se abalanzó sobre uno de los agentes, cayendo ambos al suelo y forcejeando hasta que se procedió a su detención. Como consecuencia de los hechos, uno de los agentes sufrió lesiones de importancia en ambas manos.
El atestado policial de dicha actuación fue remitido al Juzgado de Instrucción nº 4 de Torrevieja, quien, sin embargo, decidió sobreseer y archivar el asunto por estimar que no existían indicios de delito. 
A la vista del archivo, el agente lesionado y afiliado a AUGC, solicitó los servicios jurídicos de esta asociación, siendo representado por el letrado Alberto Manuel Mollá Díez, quien presentó los correspondientes recursos frente al auto de sobreseimiento y archivo del Juzgado de Instrucción, consiguiendo finalmente que la Sección 7ª, con sede en Elche, de la Audiencia Provincial de Alicante estimara el recurso y obligara al Juzgado instructor a continuar con las diligencias.
De esta manera, finalmente se logró que se tramitara todo el procedimiento y que a la postre, el Juzgado de lo Penal º 2 de Orihuela, con sede en Torrevieja, juzgara y condenara al acusado como autor de un delito de resistencia o grave desobediencia a los agentes de la autoridad, imponiéndole además la obligación de indemnizar al agente con la suma de 3.060 euros por las lesiones sufridas. 
Desde AUGC queremos mostrar nuestra satisfacción por la sentencia condenatoria para el acusado y felicitar a nuestros servicios jurídicos y a nuestros afiliados por este nuevo logro, a la vez que solicitamos a las autoridades judiciales que apliquen el máximo rigor penal y sancionador posible en este tipo de casos, para evitar que las agresiones, insultos y amenazas a las Fuerzas de Seguridad del Estado se conviertan en algo habitual, como está ocurriendo en los últimos meses y que pudieran estar motivadas por la impunidad que en muchas ocasiones tienen este tipo de agresiones contra los agentes.

 Y es que AUGC considera que este caso de violencia contra las Fuerzas de Seguridad no es un hecho aislado, puesto que no es la primera vez que un agente sufre lesiones tras ser agredido en el desempeño de sus funciones. Recordemos que el pasado mes de febrero tan sólo en la misma localidad de Torrevieja, se llevaron a cabo cuatro detenciones en un día por atentado a agente de la autoridad, entre otros delitos, donde más agentes resultaron lesionados. Estas agresiones sufridas revelan la falta de medios y de personal que vienen padeciendo los agentes de la Guardia Civil y que desde AUGC se lleva denunciando desde hace años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias