lunes, 23 de diciembre de 2019

Condenan a un sargento de la Guardia Civil de Málaga por prevaricación tras la denuncia de AUGC

Nuestra organización detalla en sus estatutos que la lucha contra la corrupción interna en el Cuerpo es uno de sus grandes objetivos.

Ubicación de la localidad malagueña de Benahavís, donde se encuentra destinado el Sargento.



La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Málaga nos felicitamos por un nuevo éxito en nuestra lucha contra la corrupción dentro del Cuerpo, tal como dictaminan nuestros estatutos.
En el año 2010, AUGC tuvo conocimiento de unos hechos ilícitos, presuntamente cometidos por el Sargento Comandante de Puesto de Benahavís, el cual con el fin de retirar y dejar sin efecto denuncias a familiares y amigos, observadas por componentes del Puesto a su mando, omitió la tramitación de estas denuncias o las remitía fraudulentamente, al objeto que la autoridad competente no tuvieran conocimiento pero paradójicamente constaba en los registros que todos los efectos que las mismas habían sido remitidas.
Dichos hechos delictivos fueron puestos en conocimiento del que en esas fechas era el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, pero inexplicablemente el agente no sufrió sanción alguna. Pasado el tiempo y comprobando la inacción de los que eran responsables de la Comandancia, se comunicaron dichos ilícitos penales al Subdelegado de Gobierno, momento en el que si se inició una precipitada “información reservada” por parte de la Guardia Civil.
El Capitán que dirigió la investigación determinó que los hechos denunciados por AUGC, sí constituían presuntos ilícitos penales y que los mismos debían ser judicializados dado su naturaleza. Ante tal circunstancia la Guardia Civil, en vez de judicializar estos hechos para que fueran investigados por la Autoridad judicial competente, como así se determinaba en la información reservada, optaron por iniciar un expediente disciplinario contra el Sargento que finalizó sospechosamente archivado por prescripción, una vez más el imperio de la prescripción trató de imponerse a la ley en la Comandancia de Málaga.
Ante estas irregularidades y en la certeza de AUGC de que había que judicializar dichos hechos y que los máximos responsables de la Guardia Civil no cumplieron con su obligación, que es perseguir el delito, la Delegación de AUGC de Málaga se vio en la obligación de interponer una querella contra el Sargento y a su vez contra los responsables del Cuerpo que no quisieron judicializar unos hechos, que a la postre han sido reconocidos por el propio Sargento, ante la Sala 8ª de la Audiencia Provincial de Málaga.
La querella contra los responsables de este presunto encubrimiento, fue archivada provisionalmente por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Málaga con fecha 19/12/2013. El sargento, con fecha 2 de diciembre del presente año, tras reconocer los hechos de los que se le acusaba por parte de AUGC, ha sido condenado por la Sección 8ª de la Audiencia de Málaga como autor criminalmente responsable de un delito de prevaricación del artículo 404 del Código Penal.
Inexplicablemente la Guardia Civil ha mantenido al citado Sargento en el cargo de Comandante de Puesto de Benahavís desde la judicialización de los hechos ilícitos y hasta el fallo de la sentencia, lo que posibilitó que algunos de los testigos se sintieran intimidados, llegado AUGC a denunciar que algunos de estos fundamentales testigos de la causa fueran expedientados por el propio sargento, algo que resultó inadmisible en un estado de derecho.

Una vez demostrado en sede Judicial el delito de Prevaricación cometido por el Sargento J.R.P., nuestros servicios jurídicos procederán a la solicitud de la reaperturas de las diligencias que en su día fueron archivadas provisionalmente, contra los responsables de la Guardia Civil que cometieron, presuntamente, el delito de no perseguir los hechos delictivos y que esta sentencia prueban que se cometieron en el Cuartel de Benahavís. AUGC denuncia públicamente las dificultades y aislamiento por parte de la propia Administración en las que nuestra Organización se ve sumida por afrontar una lucha que suponen una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía como es la lacra de la corrupción, nuevamente nos encontramos con elementos del Estado que en vez de ayudar a quienes luchan contra la corrupción, se han dedicado a dificultar nuestra labor por erradicar la corrupción policial en la Guardia Civil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias