domingo, 16 de junio de 2019

Condenado un guardia civil que llegó una hora tarde a la guardia

Un agente de la Guardia Civil del cuartel de Yaiza ha sido condenado a pérdida de cinco días de haberes, con suspensión de funciones, por haber sido autor de una falta considerada grave en el ejercicio de su actividad, según sentencia del Tribunal Militar Central, con sede en Madrid, fechada el 24 de abril pasado. Se condena al agente por el hecho de haber llegado tarde una hora a una guardia asignada en el puesto, en el verano de 2017, debido a que se había quedado dormido.


El agente fue objeto de sanción inicial a través de una resolución de la Dirección General de la Guardia Civil de fecha 13 de agosto de 2018. Contra la misma se presentó recurso el 28 de noviembre, que fue objeto de análisis en varias ocasiones, hasta llegarse a la sentencia donde se ratifica la decisión inicial. Contra la misma se ha dejado abierta la posibilidad de un recurso de casación ante la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo.

Se tiene en cuenta para la condena que «llegadas las 22.00 horas del día 29 de julio de 2017, el guardia», reza la sentencia, «no se personó en el acuartelamiento de Yaiza por haberse quedado dormido, por lo que la patrulla de seguridad ciudadana tuvo que permanecer en él hasta la llegada del recurrente, que se produjo a las 23.00 horas de la indicada fecha, momento en que comenzó a prestar el servicio encomendado». Con este fundamento se considera al agente «como presunto autor de una falta grave consistente en no comparecer a prestar un servicio, ausentarse de él o desatenderlo», se añade al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias