domingo, 2 de febrero de 2020

El TSJA absuelve en parte a un británico acusado de lesionar a un guardia civil en Almería

El agente también fue juzgado y absuelto tras ser acusado por presuntamente pegar a este hombre y a su esposa de forma excesiva con su defensa reglamentaria


Un guardia civil. /EFE


El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha absuelto parcialmente a un británico condenado por un delito de lesiones y otro de atentado por golpear a un guardia civil, que también fue juzgado y absuelto tras ser acusado por presuntamente pegar a este hombre y a su esposa de forma excesiva con su defensa reglamentaria.
El fallo del Alto Tribunal andaluz, estima parcialmente el recurso presentado por el letrado José Ramón Cantalejo, y modifica en parte el relato de hechos incluido en la sentencia previa de la Audiencia Provincial de Almería.

De esta forma, queda probado que el matrimonio formado por S. E. L. y su mujer C. A. L. circulaba en su vehículo sobre las 22:00 horas del 8 de mayo de 2016 por el camino del Herrero, de la pedanía de La Alfoquia, en Zurgena (Almería).
El coche, a cuyo volante iba S. E. L., colisionó contra una vivienda situada en dicho camino, tras lo que acudió al lugar una patrulla de dos agentes de la Guardia Civil, entre ellos el agente absuelto J. M. E. A., quienes solicitaron la presencia de sus compañeros de Tráfico para realizar una prueba de alcoholemia al observar el estado de embriaguez de los británicos.
La pareja, según el fallo judicial, mostró una actitud «hostil y maleducada» que aumentó al no permitirse que se llevasen el automóvil.
Cuando llegó la grúa, C. A. L. dijo a los agentes que eran unos «cabrones» abalanzándose sobre J. M. E. A., uniéndose su marido a ella, por lo que el agente tuvo que utilizar su defensa como escudo.
Al «no cesar el ataque» y no estar presente en ese momento su compañero, golpeó «levemente» a la mujer en las piernas haciendo que se marchase, si bien se abalanzó de nuevo contra él cuando presenció la detención de su marido, lo que hizo que el agente repitiese su acción.
El fallo original señalaba que durante la detención de S.E.L. hubo un forcejeo que causó heridas a J.M.E.A., entre ellas un esguince de tobillo y una distensión muscular.
La nueva sentencia considera probado ahora que cuando el guardia civil trataba de detener al británico y de «repeler» a su esposa, «pisó el suelo de forma brusca de tal modo que se produjo distensión muscular en el muslo derecho y esguince de tobillo, por lo que precisó una primera asistencia y posterior tratamiento médico».
La sentencia original recogía también las diferentes lesiones que sufrieron los británicos pero los magistrados subrayaron que no hubo exceso policial por parte del agente, quien sólo uso su defensa «para evitar los golpes» e insistían en el uso «de la misma de forma leve y en zonas de las llamadas »verdes«, es decir dónde no puede causar daño especial».
Cada miembro de la pareja fue condenado entonces a tres meses de prisión por un delito de atentado, y en el caso del hombre a tres meses de multa por un delito menos grave de lesiones. Previamente, la Subdelegación del Gobierno en Almería impuso una sanción de 601 euros a la mujer.
El alto tribunal andaluz absuelve al hombre del delito de lesiones, y respecto de la sanción administrativa impuesta a la mujer, afirma que en caso de que haya abonado la multa impuesta, podrá solicitar a la Administración pública la devolución de lo pagado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias